ALREADY KNOW YOUR NEXT DESTINATION?
DOWNLOAD YOUR FREE AUDIOGUIDE

Campo de Santa Clara y Feira da Ladra

Campo de Santa Clara y Feira da Ladra (41)

En una de las siete colinas de la ciudad descansa el pintoresco barrio de Graça. Aunque no es de los lugares más visitados de Lisboa, merece la pena perderse en el laberinto de callejuelas, en las que se pueden encontrar verdaderas joyas arquitectónicas. 

Un trayecto que puede hacerse con el mítico tranvía 28, un clásico de la ciudad. Además, no debes perderte la visita al monasterio cercano de São Vicente de Fora, o divisar la panorámica sobre el Tajo. 

Un ejemplo de los parajes con encanto que puedes encontrar en Graça, y lindando con la Alfama, es el Campo de Santa Clara. 

Se trata de un rincón adorable, una explanada irregular en una encrucijada de calles, con edificios que se enmarcan en distintos estilos arquitectónicos, desde el manierismo al neoclásico, pasando por el barroco. El colorido de las fachadas, los ventanales destartalados o las tiendas antiguas hacen que se respire una Lisboa muy auténtica. 

Además, si visitas el Campo de Santa Clara los martes o los sábados, vas a llevarte una sorpresa. Y es que acampa en este paraje la conocida “Feira da Ladra”, cuya traducción significa “el mercado de las ladronas”. 

Pero no te asustes por el nombre, se trata de un mercadillo de segunda mano antiguamente muy alabado y en el que, todavía hoy, desde hace más de cien años, se despliegan en este lugar los puestos, a la sombra de los árboles y de los toldos improvisados. 

Aunque, abundan las baratijas, se pueden encontrar algunas antiguallas interesantes. Entre las piezas más buscadas: ornamentos en hierro forjado, labores bordadas, libros antiguos, azulejos e incluso grabados. 

Las normas, las de cualquier “mercado de las pulgas”: ir siempre con cuatro ojos, examinar las piezas, y como no, regatear.

ALL POINTS OF INTEREST
This website uses cookies to ensure you get the best experience on our website

ACCEPT
+ INFO