ALREADY KNOW YOUR NEXT DESTINATION?
DOWNLOAD YOUR FREE AUDIOGUIDE

Museu Nacional de Arte Antiga

Museu Nacional de Arte Antiga (13)

Museu Nacional de Arte Antiga es el nombre oficial para el museo que los lisboetas conocen como “Museu das Janelas Verdes”, o “de las ventanas verdes”, ya que antiguamente el edificio que lo alberga las tenía pintadas de este modo. 

Por la extensión, diversidad y relevancia de sus colecciones, este museo es el más importante de Portugal. Fundado en 1884, fue el primer gran museo público dedicado a las artes. 

Esta colección nacional de arte antiguo se encuentra ubicada en un palacio del siglo 17, que perteneció a los condes de Alvor y que, en 1770 fue adquirido por el marqués de Pombal. En cuanto a las instalaciones, te interesará saber que no fue hasta 1940 cuando se construyó un edificio anexo en el lugar donde anteriormente se encontraba el monasterio carmelita de San Alberto. Este monasterio fue parcialmente destruido por el terremoto de 1755 y finalmente demolido entre los años 1910 y 1920. Del convento solamente queda la capilla barroca del siglo 16, con un admirable interior decorado con azulejos blancos y azules, y está integrada en el recorrido del museo. 

En la planta baja encontrarás las pinturas de los mayores maestros europeos entre los siglos 14 y 19, en un recorrido cronológico, y entre los que destacan la obra San Jerónimo, de Durero, o Las tentaciones de san Antonio, del maestro flamenco El Bosco. Además, en esta planta hay una buena muestra de artes decorativas, objetos artísticos y mobiliario. 

En el segundo piso se expone otra de las grandes bazas del museo: la orfebrería religiosa y las artes decorativas orientales, conseguidas en antiguas conquistas portuguesas. De entre todas las piezas, destacamos los biombos japoneses de Namban, del siglo XVI. Estos ilustran a los comerciantes portugueses, ataviados con sus trajes de la época, realizando un intercambio en Japón. El nombre de los biombos, Namban, significa bárbaros, ya que los japoneses bautizaron así a sus visitantes portugueses. 

En el tercer piso, el museo muestra las obras pictóricas de la historia portuguesa. Se trata de una completísima retrospectiva que abarca desde la Edad Media hasta el siglo 19. A destacar, de manera indiscutible, el políptico de São Vicente de Fora, obra maestra del siglo 15 atribuida a Nuno Gonçalves. En ella se representa La adoración de san Vicente, y la precisión del retrato de los mendigos, los monjes o los dignatarios hacen de la obra un documento histórico y social de valor incalculable. 

ALL POINTS OF INTEREST
This website uses cookies to ensure you get the best experience on our website

ACCEPT
+ INFO