ALREADY KNOW YOUR NEXT DESTINATION?
DOWNLOAD YOUR FREE AUDIOGUIDE

Cristo del Corcovado - Cristo Redentor

Cristo del Corcovado - Cristo Redentor (34)

La Torre Eiffel de París, el Big Ben de Londres, el Coliseo de Roma… Toda ciudad importante tiene su símbolo y, sin duda, el de Río de Janeiro es el Cristo de Corcovado, faro de los cariocas tanto de día como de noche.

El Cerro del Corcovado, esta montaña de 713 metros de altura en la que ahora te encuentras, fue bautizada en el siglo XVI después de la llegada de los portugueses, como Pico de la Tentación en honor a la montaña bíblica dónde Jesucristo fue tentado ante el diablo. Pero no fue hasta un siglo después que el morro cambió de nombre a Corcovado, dada la similitud del monte con una joroba.

Pero si la historia de la montaña ya es interesante, la escultura más famosa y visitada de Río de Janeiro tampoco te va a dejar indiferente.

Es impresionante ¿verdad? Esta construcción de más de 1000 toneladas de hormigón armado, granito y recubierta de piedra jabón, mide 30 metros de alto que, junto con el pedestal de ocho metros, cuyo uso principal es el de servir como capilla, le otorgan al conjunto una contundente altura total de 38 metros.

La iluminación del Cristo Redentor, otra de sus señas de identidad, la van renovando constantemente y siempre es espectacular. Asimismo, también van dotando al Cristo de mejoras, como cuando en 2003 se instalaron escaleras mecánicas y ascensores panorámicos para facilitar el acceso a la plataforma donde se encuentra la figura o cuando en 2010 se realizó una puesta a punto general, que fue la imagen que el Papa Francisco bendijo en su visita en 2013.

Y, por supuesto, para las olimpiadas de Rio 2016 se ha producido otra actualización: renovar por completo la cubierta de la estatua, que es un mosaico compuesto por 6 millones de piezas de 3x3x4 centímetros de una piedra, estatita, llamada localmente “piedra- jabón”. Es originaria del Brasil y está compuesta por diferentes minerales que le otorgan un color grisáceo-verdoso y si bien es un material débil, que incluso puede ser rayado con las uñas, es extremadamente resistente a las inclemencias del tiempo: no se deforma ni se resquebraja con las variaciones de temperatura. Pero la cantera de Minas Gerais de donde salió esa piedra en 1931 está casi agotada, así que esa tonalidad verde agua de su origen ya no se ha podido conseguir y el Cristo Redentor de las Olimpíadas es levemente más oscuro.

El interior de la construcción, cuya entrada se encuentra a los pies de la escultura, es hueco a excepción de sus manos. Tiene cinco salidas al exterior, dos en cada brazo y una en la cabeza. Con una altura aproximada de 13 pisos y 30 toneladas de cabeza, el Cristo Redentor se alza imponente para ser visto desde casi todo Río.

Por eso se dice que desde su enclave privilegiado el Cristo abraza y protege a la “Cidade Maravilhosa” (Ciudad Maravillosa), como se conoce a Río.

ALL POINTS OF INTEREST
This website uses cookies to ensure you get the best experience on our website

ACCEPT
+ INFO